martes, 20 de enero de 2015

UN MUERTO

(In memoriam Natalio Alberto Nisman)





Un muerto

        In memoriam N. A. N.



Vayamos a los hechos: hay un muerto.
Un hombre con un hueco en la cabeza.
¿Cómo fue? ¿Por qué fue? Hay una certeza:
estaba vivo ayer, hoy está muerto.
Temía por su vida, y eso es cierto
también: raro temor en quien sopesa
soga, veneno o bala en la cabeza,
raro cuidado en quien desea estar muerto.
Podemos preguntar: el beneficio
de su muerte, en el fondo, ¿a quién le toca?
(no a él: vivía ayer y hoy está muerto):
la muerte hace una tumba de la boca.
¿Sólo sangre saldrá del sacrificio?
Sueño atroz el país, sueño despierto.



Pablo Anadón

[Villa Dolores, 20-I-15]


20 comentarios:

  1. graaraoz@hotmail.com20 de enero de 2015, 18:05

    Pablo!!!! me dejás sin palabras... Es la realidad, es el dolor convertido en belleza, dolorosa belleza. Ay Ay.... No puedo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, querida Graciela! Aunque el "tema" sea particularmente terrible, me alegra que el poema te parezca bello, aunque sea de una "dolorosa belleza", como decís, y, especialmente, que te deje sin palabras, no por ánimo nerudiano ("Me gustas cuando callas..."), sino porque quizás el máximo logro a que pueda aspirar la poesía sea dejarnos mudos, ¿no? (El mérito, como fuere, me parece que en este caso no es tanto del poema como de la sensibilidad de la lectora). Un abrazo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¡Querida Cecilia! ¡Tantos años! Qué alegría volver a saber de vos, y de esta manera. Muchas gracias. Un abrazo grande.

      Eliminar
  3. Gracias , Pablo, por tu respeto, muy bueno y profundo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a vos, Liliana, por tu lectura. Un cordial saludo.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias, Oscar, por sus palabras. Cordiales saludos.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Gracias, querida Leonor, por la lectura y tu generosa valoración. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  6. Pablo , estoy tomando mates bajo la parra de mi patio, mientras mi esposo lee el periódico , por supuesto el tema obligado: "el muerto" , me levanto imprimo tu poema y se lo leo. En esta tarde plácida de sábado de Enero , después de tu poema, quedamos conmovidos y maravillados por la precisión y belleza de tus palabras ante un tema tan doloroso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leonor, la escena cotidiana que has contado, tu gesto de imprimirlo y leérselo a tu marido, la resonancia de las palabras en ustedes, ya vale que esos versos fueran escritos. Gracias. Un abrazo a ambos.

      Eliminar
  7. Querido Pablo, indudablemente esta muerte nos conmociona y nos "dispara" tantos interrogantes sobre qué pudo haber llevado a este hombre a decidir (?) su muerte. Sin duda que su labor rozó ámbitos oscuros del Poder y tal vez ese fue el alto precio que pagó. Lo que nos derriba es tanta impunidad en esta Argentina que nos duele tanto. Sirva tu poema como un grito de belleza y compromiso y como ofrenda de todos nosotros. Alfredo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, querido Alfredo: que sientas el poema como una ofrenda compartida me conmueve. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  8. ¿Me imagino que estará arrepentido por este poema señor Anadón?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpe por entrometerme, Marcos, pero ¿por qué el señor Pablo debería arrepentirse de haber escrito este poema?

      Eliminar
  9. '' la muerte hace una tumba de la boca'', es un golpe al corazón, cuando el poema es bello y te desacomoda. hacia dónde ir? tanta sin respuesta agobia, insisto el poema es muy bello. un abrazo. marta comelli

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Marta! La verdad es que no tengo respuesta a tu pregunta, salvo el poema. Un abrazo.

      Eliminar
  10. Gracias querido Pablo por este poema tuyo sobre la muerte del fiscal Nisman que interpreta y traduce todos nuestros desconsolados sentimiento frente a la impunidad torpe de quienes le quitaron la vida, y ya sabemos quienes son... Siempre supe que un gran poema no debe ser necesariamente bello sino un espejo nítido de la realidad. Gracias amigo y compañero querido!!! Concepción Bertone

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a vos, querida Concepción, por tus palabras! Un fuerte abrazo.

      Eliminar